16 de octubre de 2010

Cupcakes de patata y almendra

En la ciudad de Castellón se declaró como dulce típico de la ciudad, la coca de patata. Muy popular en todos los hogares de Castellón y algunos pueblos de la provincia. Es  muy muy rica.

Se dice que éste postre se "inventó" por casualidad en el siglo XIX. Un hortelano que iba a hacer una torta dulce, se quedó sin harina, y le puso patatas que es lo que tenía a mano sustituyendo con ellas la harina de la receta. Y fue todo un éxito.

La receta original es con patata hervida, pero hay una variante típica mallorquina en  que se usa fécula de patata y no se pone almendra.

La receta que publico hoy es con patata hervida y almendra.


Quedan muy muy sabrosos y jugosos, no le hace falta poner ningún tipo de crema encima ni de relleno. 
Así tal cual están deliciosos. A algunos les espolvoreé azúcar glass tal y como se hace en la coca original.



Vamos allá con la receta:

INGREDIENTES para 24 mini cupcakes y 20 medianos -- eran todos para mi familia que vive lejos y fuimos a visitarles --

4 huevos
500 gr. azúcar blanquilla
500 gr. patatas hervidas con piel  pesadas ya cocidas y peladas. 
250 gr. harina de almendra o almendra molida
la ralladura de un limón pequeño

PREPARACIÓN:

Hervir las patatas con piel, pelarlas, y pesar 500 gr. de ellas. Majarlas una vez estén frías. 
Precalentar el horno a 180º
Separar las claras de las yemas. Reservar las claras para batir a punto de nieve. 
Añadir las yemas, la mitad del azúcar, la ralladura del limón y la almendra a las patatas majadas. Amasar con las manos hasta que esté bien mezclado. 
Batir las claras a punto de nieve con el resto del azúcar. Incorporar a la masa anterior y remover con las manos sin amasar. 
Repartir la mezcla en moldes de papel para magdalenas. 
Cocer hasta que empiece a dorar. Comprobar con un palillo que salga limpio. Aproximadamente 20 minutos.
Sacar del horno y dejar en la bandeja 5 minutos. Pasar entonces a una rejilla para que se enfríen.